Las múltiples formas de la Ecopsicología aplicada nos permiten conectarnos con el resto de la naturaleza según nuestras propias preferencias. La mayoría de estas prácticas se enfocan principalmente en la experiencia sensorial, la presencia consciente y en la construcción de un vínculo emocional con la naturaleza más que humana. Además de todo esto, creo que existe la misma necesidad de conocimiento biológico, desde donde podemos notar conexiones y procesos invisibles en un paisaje.

Las caminatas participativas desarrolladas por el Instituto Húngaro de Ecopsicología, son sesiones grupales dirigidas por un biólog@ y un ecopsicólog@ a un nivel experiencial. Se trata de un conocimiento basado en un encuentro con los organismos vivos, redes, patrones y procesos de un área específica, y el reconocimiento y vivencia de nuestra integración en este sistema.

Las caminatas en grupos pequeños o individuales se realizan en diversos humedales, prados, bosques u otras áreas ricas en valores naturales. Durante las caminatas, nos focalizamos en la reciprocidad, ya que la naturaleza es más que un simple lugar de recreación, un telón de fondo o un instrumento que sirve a nuestros propósitos; el objetivo principal de estas actividades es iniciar un cambio en nuestra percepción y, en consecuencia, nuestra relación con la naturaleza.

Como ocurre con muchos otros programas recreativos en la naturaleza, reducir el nivel de estrés y recargar nuestra capacidad de atención también es una consideración importante, pero más allá de eso, intentamos conectarnos con el sistema de vida particular, dejando de lado el enfoque explotador y antropocéntrico. Por lo tanto, además de la preservación de la salud y la recreación, la conexión con el ecosistema a través del conocimiento y la experiencia, también se convierte en una consideración importante.

Logramos ese efecto buscando un delicado equilibrio entre dos enfoques diferentes. Uno de ellos está a nivel de la conexión sensorial y experiencial, mientras que el otro está representado por el conocimiento científico (biológico y ecológico). En mi opinión, junto con las experiencias sensoriales de conexión, la transferencia de información científica también es una parte importante del enfoque ecopsicológico, ya que es indispensable para la transformación de perspectivas y luego el cambio de paradigma, la adquisición de la capacidad de mirar el ecosistema a través de diferentes ojos, y notar las conexiones y las correspondencias junto con los seres individuales. Como resultado, no se trata simplemente de una conexión emocional que se forma entre los participantes y el ecosistema, sino también un cambio consciente de actitud basado en el conocimiento que está bellamente energizado por el vínculo emocional.

Tipos de ejercicio utilizados por las caminatas participativas:

  1. Las técnicas de conciencia sensorial nos ayudan a anclarnos en el momento presente, por lo que estos ejercicios se requieren principalmente al principio. Además de los ejercicios de conciencia sensorial, utilizamos otros tipos de ejercicios.
  2. La información biológica cuidadosamente incorporada nos ayuda a ver lo que actualmente es invisible: la red de raíces en el suelo, criaturas diminutas invisibles a simple vista o incluso procesos a gran escala que ocurren en ese hábitat. A través de la información, las conexiones también pueden revelarse ante nuestros ojos, lo que nos ayuda a comprender y experimentar la interconexión de los sistemas vivos.
  3. Cuando nos encontramos de cerca con otros seres vivos, tenemos la oportunidad de dejar atrás los estereotipos prefabricados y ver al otro ser en su propia singularidad: reconocemos la similitud entre nosotros, que reside en esta maravillosa e irrepetible singularidad.
  4. Además, las técnicas de percepción que requieren abstracción nos ayudan a reorganizar las imágenes mentales capturadas,
  5. mientras que los ejercicios de cambio de perspectiva, acercamiento y alejamiento brindan una visión más amplia de dónde estamos ubicados en el espacio y el tiempo.

A través de todo esto, las caminatas participativas por la naturaleza nos ayudan a experimentar nuestro propio lugar en los ecosistemas, nuestra estrecha relación con otros seres vivos a través del flujo de materia y energía, y por lo tanto el hecho de que no estamos realmente separados o somos superiores en la gran red llamada naturaleza -somos solo un elemento entre los muchos que está conectado a los demás por miles de hilos.

Traducción al español: Marian Rios. Representante IES Colombia.

Ve al siguiente link, si quieres leer el texto original en inglés: https://ies.bio/ecopsychology-in-action/participatory-walks-as-tools-for-paradigm-shift/

Artículo anteriorLa fenomenalidad de los árboles sintoístas sagrados de Japón
Artículo siguienteVer lo invisible a través del conocimiento: el papel de la alfabetización ecológica en la percepción de la naturaleza
Author of the books The Ecopsychological Paradigm (2019) and Mindennapi ökopszichológia: A perspektívaváltástól a finomhangolásig (Everyday ecopsychology: From perspective changing to fine-tuning, 2022), developer of Participatory Walks, founder and leader of the Hungarian Ecopsychology Institute, IES representative for Hungary. She has degrees in biology, ecology and psychology. She is running different ecopsychological trainings, working as a counselling psychologist, and in 2021 started teaching ecopsychology at ELTE Eötvös Loránd University in Budapest. Zselyke is working in the field of ecopsychology since 2013. After an 8-year work in this area she also completed the Certificate in Ecopsychology online programme at the Pacifica Graduate Institute and is also a licensed ecotherapist and a Work That Reconnects Facilitator. She started her PhD studies in 2022 at the Doctoral School of Psychology, ELTE Eötvös Loránd University, her research area is nature perception and connectedness to nature.